sábado, 19 de noviembre de 2011

Mi jornada de reflexión: 5 cosas que no me gustan de los políticos en Twitter

Hoy toca jornada de reflexión, un día de esos que la Ley determina lo que tenemos que hacer los ciudadanos: reflexionar la decisión de nuestro voto después de la campaña electoral.

Pero más que reflexionar sobre mi voto, voy a aprovechar esta entrada del blog a reflexionar sobre las cosas que no me han gustado de los políticos tuiteros.

En estos casi dos años de mi vida tuitera les hemos visto descubrir twitter, vivir y avasallarnos en diferentes campañas y desaparecer. Hoy mi reflexión va por ellos.

1. No me gustan los políticos eslogan, sí los políticos dialogantes.  Algunos políticos tuiteros no hacen más que repetir los eslogans del partido, no son capaces ni de personalizarlos en su propio lenguaje, en contextos apropiados con sus seguidores. Son políticos que solo hablan, no escuchan a los ciudadanos, no dialogan con sus seguidores. sus respuestas forman parte del adoctrinamiento del partido. Casi mejor que abandonen twitter y se dedique a introducir cuñas publicitarias en la radio.

2. No me gustan los políticos que hablan solo de política, me gustan los que saben cambiar de registro sin tener que poner siempre la política por medio. Ya sabemos que eres político y lo que piensas, no los has dicho muchas veces. No todo lo que opines tiene que tener un trasfondo político, termina aburriendo, cansando.... Busca diálogos con la gente, muestra como eres debajo de ese disfraz de político, tal vez así te ganes la confianza de los ciudadanos.

3. No me gustan los políticos tuiteros coyunturales, si los  permanentes. Cierto es que cada cual utiliza Twitter como mejor le conviene, eso es Twitter en estado puro, una manifestación de la libertad tuitera. Pero, a pesar de ello, no me gustan los que aparecen como el Guadiana a la caza del voto y fuera de elecciones si te he visto no me acuerdo. Si solo te interesamos como ciudadanos en período electoral, personalmente, no me interesas nunca. No lo olvides.

4. No me gustan los políticos que solo ven el mundo a través de los cristales de su partido, me gustan aquellos que son capaces de ver que pasa en el mundo para adaptar el partido a la realidad. Twitter es un magnifico espacio para escuchar a la sociedad, cuanto más plural es la gente a la que sigues, más te das cuenta de ello. Aprovéchalo, nunca has tenido tan facilmente el contacto con tanta gente, de tantos sitios y de diferentes componentes sociales. Escuchar, comprender y cambiar las cosas, bajarse del trono político a la realidad. Twitter es un sondeo permanente del estado de ánimo de la sociedad.

5. Por último, y por resumir en una mis reflexiones, no me gustan los políticos prepotentes sino los humanos corrientes. De hecho, han cambiado mucho mis percepciones de ciertos políticos con toda su variedad ideológica. Habrá cosas que estemos de acuerdo o no ideológicamente o sobre temas concretos, pero algunos me han trasmitido su sensibilidad a comentarios, su preocupación a situaciones concretas. Eso marca la diferencia.

Bueno, con esta reflexión hecha toca comenzar a pensar que voto ira en la urna. Pero eso lo dejo para mañana, soy de esos raros que lo decide camino de la mesa electoral...

1 comentario:

  1. tu lo que tienes fernando es mucho tiempo libre

    ResponderEliminar